Conferencia Taller sobre Inteligencia Emocional para madres y padres

El pasado domingo 4 de marzo disfrutamos de una mañana charlando sobre INTELIGENCIA EMOCIONAL de la mano de José Carlos León, coach y formador de Diamond Building, experto en esta materia, y hoy en este post quiero compartir con vosotros algunas ideas que muchos padres y madres anotamos en nuestra particular lista de cosas a poner en práctica.

La primera frase que tengo que señalar es que justo media hora antes de comenzar la Conferencia, comenzó a llover tan fuerte que personalmente temía que las familias pudieran acudir aquella mañana. Pero para mi sorpresa, más de 50 personas nos acompañaron durante 2 horas en la sala de conferencias de Pop Up Córdoba, mientras que 30 peques disfrutaban de las actividades de la ludoteca en el local justo al lado, Carambola Parque Infantil.

En el check-in inicial, José Carlos nos invita a reflexionar qué emoción sentimos en ese momento, cuál es nuestro nivel de presencia real y grado de concentración justo antes de empezar, y cuál es la expectativa del taller, qué esperamos llevarnos de esa mañana. Esta herramienta es muy positiva para identificar cómo nos sentimos y cómo nos enfrentamos emocionalmente a distintas situaciones del día a día, cuando tenemos que corregir una conducta, gestionar una rabieta, manejar el estrés laboral y reforzar una buena actitud.

Después hablamos de qué es Inteligencia Emocional y de que a día de hoy esta disciplina ya está reflejada entre las 10 habilidades básicas que se le pedirán a los estudiantes en 2020, en concreto en la posición sexta. Y en el número diez se encuentra la Flexibilidad Cognitiva, que este concepto lo abordaremos en otra ocasión.

Conocer las emociones, saber identificarlas y sobre todo, gestionarlas de una manera efectiva, es la labor principal que a día de hoy tenemos los padres, madres y educadores sobre nuestros peques. Pero primero tenemos que empezar nosotros, los adultos, que aprender para luego poder enseñar.

Nos contaba José Carlos que no hay emociones buenas o malas, sino operativas o no operativas. No podemos ser responsables de las emociones que puntualmente sentimos, pero sí somos responsables del estado emocional en el que vivimos, de si sostenemos una emoción no operativa en el tiempo y que nos perjudica.

Se trata de ser conscientes de la importancia de la Inteligencia Emocional, de gestionar las emociones, las suyas y las nuestras, como nos contaba Lucía, mi pediatra en su Conferencia de nuestro Primer Aniversario.

Por nuestra parte, en el Club seguiremos apostando por transmitir esta formación a las familias, y esperamos de corazón que disfrutéis de cada evento organizado con todo el cariño.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR